FUERZA POLÍTICA

Otro Abonito a La Historia

José Luis Sosa

Concluyó el tradicional “Maratón Guadalupe Reyes” en este 2021 que iniciamos y ahora viene como cada año la pesada ”Cuesta de Enero”, pero con algunas diferencias a las anteriores, que ha generado la Pandemia y si a esta le sumamos los desaciertos de la llanada “Cuarta Trasformación” que no nos ha dejado cosas buenas sino todo lo contrario; desempleo, creciente inseguridad, inestabilidad económica, inflación, falta de certeza jurídica para el inversionista, muertes por Covid y homicidios como nunca antes, el cierre de pequeños, medianos y grandes negocios que se vieron seriamente golpeados por diversos factores ajenos a la población, entre otros.

Es importante destacar que año con año la gente tiene menos poder adquisitivo ya que el incremento en los salarios siempre está por debajo de los aumentos en los diversos productos, y como es costumbre las personas más vulnerables económicamente son quienes se ven mayormente lastimadas en sus finanzas, ya que en infinidad de casos no cuentan con los recursos económicos ni para sus más elementales necesidades como adquirir la llamada canasta básica para medio comer, y ya ni se diga para solventar todos los gastos que el diario acontecer exige y no perdona.

En el principio de este sexenio se dijo que no habría nuevos impuestos, pero la realidad es que a partir del 1 de enero de 2021, gasolinas, refrescos y cigarros sufrieron un incremento debido a una actualización en el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS), el aumento en las gasolinas es de 3.33 por ciento, en los cigarros 3.32 por ciento y en las bebidas saborizantes un 3.33 por ciento, y si a esto le sumamos los constantes aumentos que se registrarán durante el año debido a la inflación, en las circunstancias actuales, el panorama no es para nada halagador.

Pero bueno, no olvidemos que el próximo 6 de junio se llevarán a cabo las elecciones más grandes en la historia de nuestro país, con un total de 21 mil cargos de elección popular a nivel nacional, y es precisamente ahí donde el ciudadano ejerce su poder de decisión al votar por tal o cual candidato o partido.

Estas sin lugar a dudas serán las elecciones sin precedente en la historia de México, ya que por primera ocasión las fuerzas políticas del PRI, PAN y PRD harán coalición para que Morena deje de tener mayoría en la Cámara de Diputados, el Senado de la República, ganar Gobernaturas, Presidencias Municipales y Congresos Locales.

Ciertamente el panorama no es nada halagador para los ciudadanos, que por si todo esto fuera poco, ya arrancaron las precampañas políticas con un innegable hartazgo en la televisión vemos a todas horas cómo los partidos políticos gastan millonadas en spots televisivos, los cuales en su contenido no cuenta con propuestas ni aportan nada propositivo, más que descalificaciones y ataques a sus opositores, eso en realidad resulta una grave ofensa a la actual pobreza y a la situación por la que la gran mayoría de la población mexicana está atravesando indistintamente. No vemos la mínima sensibilidad política ni social en los gobiernos y partidos políticos a quienes parece no importarles el ciudadano que a fin de cuentas es quien paga sus impuestas y genera los recursos económicos para cubrir los generosos sueldos de los servidores públicos, gastos de representación, choferes, guardaespaldas, camionetas de lujo blindadas, entre otros beneficios inmerecidos que gozan y muchas veces dilapidan los políticos al igual que los diferentes partidos con sus presupuestos millonarios, cuando mucha gente no tiene ni para comer, entonces dónde queda la frase del presidente Andrés Manuel López Obrador, que reza: “No puede haber gobierno rico con pueblo pobre”.

La realidad es que a pesar de que uno de los estandartes del presidente López Obrador fue y sigue siento “La Cuarta Transformación”, en la vida real los mexicanos no hemos alcanzado a percibir cambios verdaderos en bienestar sino todo lo contrario, vemos que continúan las viejas prácticas del pasado que ya todos conocemos y que hoy por hoy continúan resultando desgastadas y obsoletas, ya se cumplen dos años un mes y vamos de mal en peor en varios tópicos, como lo vemos y vivimos por igual quienes votaron por Morena y los que no también, el poder económico y político no se ha trasformado sensiblemente, seguimos siendo gobernados y manipulados por ex integrantes del PRI, el PRD quienes ahora se dicen morenistas y que en cualquier momento pueden cambiar nuevamente de color, de siglas, de partido político a conveniencia propia sin tomar en cuenta su formación, origen, ni principios partidistas, lo importante es el dinero y el poder, simplemente vivir del presupuesto público y sus generosas bondades que esto les brinda en charola de plata.

En otro orden de ideas, uno de los principales problemas que nos aquejan es sin duda la Pandemia por Covid-19, la cual no ha sido manejada acertadamente y de una manera más responsable por parte del gobierno, aunque es importante por igual destacar que esto es una responsabilidad compartida, gobierno-población, pues también vemos con preocupación como un gran sector de los mexicanos no lo han tomado con la seriedad y responsabilidad correspondiente de manera pertinente de cuidarse y mantener las medidas básicas para evitar más contagios y persisten en no usar cubrebocas, no mantienen la sana distancia y se comportan y viven su propia normalidad y es ahí precisamente con ese grupo de gente que en lugar de conseguir disminuir los contagios, estos se encuentran en sus niveles más alto desde que comenzó la Pandemia en nuestro país.

Antes de finalizar, es importante comentar que con relación a el Plan Nacional de Vacunación contra Covid-19, si somos cerca de 130 millones de mexicanos y se requieren dos dosis por persona estaríamos hablando de que se requieren un total de 260 millones de vacunas. Suponiendo que se sigan recibiendo el número de dosis programadas y aplicándolas de igual manera, la realidad es que nos llevaría varios años lograr vacunar al 100% de los mexicanos, pero muchos creen desatinadamente que el gran problema ya está resuelto porque comenzaron a llegar las vacunas y relajan las medidas para evitar los contagios. La realidad es muy distinta, todos debemos tomar conciencia de la magnitud del problema y cooperar de manera activa cuidándonos, así cuidamos a todos.

La apreciación y realidad de los mexicanos es que la Pandemia de ninguna manera “nos vino como anillo al dedo”, sino todo lo contrario, al igual que la crisis económica que ya existía y se agudizó por cuestión de la Pandemia.

Una Frece Para Fin de Semana

¿Dónde quedó la “Cuarta Trasformación?

Para tus comentarios mi correo es fuerzapolitica@yahoo.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s