FUERZA POLÍTICA

Ni Una Más Ya Basta

José Luis Sosa

Una tras otra, el vandalismo e impunidad en las calles de la CDMX en toda su expresión, de un mal que las autoridades no han podido solucionar en las constantes manifestaciones de grupos feministas quienes hartas de tanta indiferencia a resolver el grave problema de los feminicidios, violaciones y diversos tipos de violencia que van de lo verbal a lo físico en agravio de las mujeres mexicanas.

El origen de todo esto es el machismo predominante que emana en cierta forma por una idiosincrasia retrograda que muchos nombres no han podido ni quieren superar y continúan inmersos en ese conflicto que tanto daño hace a una sociedad como la nuestra, que requiere a toda costa dejar atrás esas insanas costumbres, con una clara visión de respeto e igualdad de género. Sin duda ésta problemática que venimos arrastrando a lo largo de diversas generaciones no se ha podido subsanar.

Ciertamente su origen está enraizado en la supuesta normalidad y reprobables costumbres, y si a esto aunamos que las víctimas no son atendidas en sus denuncias, reclamos ante las autoridades correspondientes, o ya en el menos peor de los casos un alto porcentaje de los delitos en contra de las mujeres quedan impune por diversas razones que no podemos ni debemos tolerar, ya basta de la falta de atención a las víctimas y de impunidad a tantos victimarios, que son la causa de que las mujeres se sientan vulnerables a ser una víctima más de los diversos ataque o feminicidios, por ello ante la indiferencia de muchos casos, pues según estadísticas del Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (INEGI), da a conocer que las mujeres con mayor propensión a experimentar violencia por cualquier agresor a lo largo de la vida son aquellas que residen en áreas urbanas (69.3%), de edad entre los 25 y 34 años (71.1%), con nivel de escolaridad superior (72.6%) o bien no pertenecen a un hogar indígena (66.8%).

En las averiguaciones previas iniciadas y/o carpetas de investigación abiertas, los principales delitos en contra de las mujeres son los relacionados con abuso sexual (42.6%) y la violación (37.8%).

Un lacerante problema que inhibe la cultura de denuncia en las víctimas es el temor a las represalias y el más frecuente es que al acudir a presentar su denuncia en muchos casos la victima no es tratada con el debido decoro, por lo que muchas prefieren no denunciar y sufrir los estragos físicos y mentales que las lacerarán por el resto de sus vidas, si en el mejor de los casos no pierden ésta, esto dependiendo el caso y grado de gravedad de la agresión.

En cuanto a los ataques hacia la mujer en sus diversas modalidades al igual que los feminicidios, la edad no es un factor determinante o impedimento, ya que hoy por hoy con desagrado, dolor e impotencia, estos se dan lo mismo con una niña que con una adolescente, una joven o una mujer madura, es por ello que diversos grupos feministas dicen “ni una más” y con una rabia infinita se manifiestan ante la impotencia que les causa no gozar plenamente de un Estado de derecho que les garantice los derechos fundamentales de todos los ciudadano.

La falta de respuesta y atención por parte de las autoridades no les da otra opción para manifestar su miedo, tristeza, coraje, impotencia o frustración de no ser libres de realizar sus diversas actividades sin correr el riesgo de ser una victimas más y se manifiestan reclamando y exigiendo el respeto a sus derechos humanos e integridad física y salud mental.

Es evidente que la manera en que masiva y públicamente muestran violentamente su hartazgo no es la correcta y es plenamente reprobable, pero como dicen si nos pusiéramos en sus zapatos tendríamos otra perspectiva de los hechos, ésta en cierta manera es entendible más no justificable pues con lo que generan simplemente desvirtúa el origen y clamor ante las autoridades y sociedad en general.

Cabe comentar que de acuerdo a las actuaciones en las diversas manifestaciones podemos señalar que desafortunadamente en estas se encuentran mujeres infiltradas y mal intencionadas, quienes con el manto del anonimato encapuchadas, comúnmente vestidas de negro son quienes actúan en especial de manera extremadamente violenta con toda la mala intención de causar vandalismo contra todo lo que se atraviese en su desafortunado camino, incluso han aparecido en escena hombres camuflajeados por igual causando desmanes y destrozos en propiedad privada, lo que nos deja ver que muchos y muchas de ellas no van por convicción propia sino con toda la obscura intención de desvirtuar el movimiento y hacer ver a los colectivos feministas como victimarias, es evidente que en esto existe cierta mano negra infiltrando provocadores profesionales, como se ha hecho en otro movimientos a lo largo y ancho de nuestro país.

En otro orden de ideas, es importante comentar que está muy bien que las autoridades tomen las medidas pertinentes colocando ballas metálicas para proteger los monumentos nacionales, pero entonces la pregunta es.

¿No se supone que el gobierno es quién debe garantizar la salvedad de los ciudadanos y la propiedad privada para que no sufran algún daño?

Esta es una situación que ciertamente nos debe preocupar de manera importante, pues con el tema de la pandemia muchos negocios han quebrado, otros tantos se han visto en la penosa necesidad de tener que permanecer por periodos largos sin poder abrir sus puertas a sus clientela y tender que cubrir con los diversos gastos que un negocio exige, pagar sus impuestos, entre otros, como para que todavía como el tiro de gracia estos siniestros personajes lleguen a causar daños o vandalizarlos y nadie se haga responsable de los hechos, ni las autoridades correspondientes garanticen sus derechos. Incluso aunque algunos cuenten con seguro, en la mayoría de los casos este no aplica ya que se trata de vandalismo y las compañías no cubre el daño sufrido, a menos que cuenten con una póliza especial que cubra ese tipo de siniestros.

Décima Edición De La Medalla Honorifica “José Sulaimán”

Con estas líneas quiero agradecer al Ing. Edgar del Toro Mellado quien preside Expo Box Internacional, el Consejo MMA, el Salón Internacional de la Fama para el Box y los Deportes de Contacto y la Expo Box Internacional  Knockout México, a Mónica Velásquez Consejera Delegada, Rocío González Tesorera de Administración, Víctor Pernico Consejo de Administración, a Manuel Pensado Director de Prensa y Relaciones Públicas, quienes en su décima edición me distinguieron el sábado 6 del presente entregándome la Medalla Honorifica, “José Sulaimán Chagnón” la cual como ya es tradición galardona a destacadas figuras del Deporte de Contacto, pero que ahora como nueva modalidad le fue entregada en esta ocasión a personalidades del mundo social, cultural, político y la comunicación, siendo quien esto escribe distinguido con la codiciada presea por mii trayectoria periodística en los medios de comunicación.

Una Frase Para Fin de Semana

Clamor popular feminista: “Así como las autoridades protegieron los monumentos históricos, deberían proteger a las mujeres”.

Para tus comentarios mi correo es fuerzapolitica@yahoo.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s