FUERZA POLÍTICA

“El Agua Gota A Gota Se Agota”

 En esta ocasión hablaremos de un tema de interés que en cierta manera está relacionado con lo que conocemos como políticas públicas, que son los proyectos o actividades que un Estado diseña y gestiona a través de un gobierno, lo que se traduce en una administración pública, las cuales van enfocadas en satisfacer los requerimientos de la ciudadanía como sociedad, esto a grandes rasgos. Sin lugar a dudas una problemática que aqueja no solamente a la CDMX sino por igual en distintos niveles a las diferentes ciudades de la República Mexicana, es el tema de la escasez de agua. Este es un tópico que ciertamente viene de décadas atrás. En los 70´s, para ser más exactos en el sexenio de Luis Echeverría un spot que constantemente veíamos en la televisión, escuchábamos en la radio, se publicaba constantemente en periódicos, revistas y circulaban folletos bajo el slogan; “El agua gota a gota se agota” cuidemos el agua, con la finalidad de no desperdiciar el vital líquido y crear conciencia entre la gente, pues ese problema ya estaba causando estragos y se veía venir con mayor severidad, el cual diferentes administraciones públicas han capoteado pero no resuelto, ya que una de las principales causas de desperdicio de agua son las constantes fugas por ruptura en las redes hidráulicas de agua potable que en muchos casos no son atendidas oportunamente y causan verdaderos caudales en las calles donde se van al drenaje miles de litros, hasta que estas son reportadas por algún ciudadano y sean atendidas por las autoridades correspondientes, otro rubro es el uso irracional o abuso en los hogares donde por igual mucha gente la desperdicia y cuando ésta se escasea temporalmente, simplemente ponen el grito en el cielo pero continúan mal gastándola cuando la tienen, sin voltear a ver si en otras colonias si les llega o simplemente tienen la necesidad de acarrearla en cubetas o estar a disposición de que una pipa les surta del líquido vital que a muchos otros con sólo abrir la llave les brota generosamente y sin miramiento alguno la desperdician inmisericordemente sin pensar en los demás, incluso en el destino de sus propias familias y nuevas generaciones a quienes les están heredando un futuro a corto plazo para nada halagador, como se dice coloquialmente, simplemente les vale… En la actualidad las presas que surten de agua a la CDMX y algunos municipios del Estado de México se encuentran a menos del 50% de su capacidad normal, incluso una que se localiza en Naucalpan se encuentra ya seca, esto generado principalmente por las escuetas lluvias que se registraron en el 2020. La realidad es que de manera muy sencilla todos los ciudadanos podemos contribuir sin tener afectación alguna para racionar el consumo de agua en nuestros hogares, con medidas prácticas como lo son; al lavar los trastes mientras los enjabonan o tallan cerrar la llave, por igual al lavarse las manos o los diente usar un vaso con agua para enjuagarse la boca, antes de bañarse mientras sale el agua caliente poner una cubeta y evitar que se desperdicie una muy considerable cantidad de litros y esta pueda ser usada para regar las plantas o trapear los pisos, entre otros usos domésticos, no lavar al auto con manguera ni los pisos con constantes chorros de agua, así con estas y otras medidas más podemos ahorrar muchos miles o millones de litros desperdiciados, al día, al mes o al año, debemos crear conciencia cívica y no esperar a lamentarlo cuando el problema se agudice y repercuta de manera importante y directa en el entorno familiar con carencia del vital líquido, el cual por desconocimiento muchos piensan que nunca les faltará. Recordemos el dicho que reza: “nadie valora lo que tiene hasta que carece de ello”. El agua es de todos, cuidémosla como el líquido preciado que es indispensable para todos los seres vivos. Reformas Que Ponen En Peligro A la Ciudadanía Y Al Crecimiento Económico COPARMEX Ciudad de México condena las modificaciones a la Ley de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil de la Capital ya que representan un franco retroceso en esta materia, es violatorio de la seguridad jurídica y echa por tierra el gran avance que se había logrado para combatir la corrupción.
Esta reforma, aprobada y publicada en el Diario Oficial de la Ciudad de México el pasado 2 de marzo, se traduce en un daño jurídico a los derechos de quienes habitan la Capital, pero -sobre todo- a la seguridad de las personas y al fomento de la Gestión Integral de Riesgos, herramienta indispensable de la Protección Civil en una urbe históricamente propensa a catástrofes naturales provocadas por diversos factores.
La Comisión de Higiene Seguridad y Protección Civil de COPARMEX Ciudad de México participó de manera activa en la creación de una Ley que logró publicarse el 5 de junio de 2019, un avance histórico que brindó certeza jurídica y demostró un verdadero interés del Gobierno de la CDMX y de los legisladores de tener un andamiaje jurídico que transformara el viejo trámite de protección civil en un instrumento real de prevención y mejora a través de la gestión integral de riesgos, que eliminara la corrupción, facilitara la creación de empresas, simplificara trámites y mantuviera a la capital en vanguardia en temas de Gestión Integral de Riesgos, Protección Civil y Resiliencia.
Sin embargo, la modificación a dicha ley pone en entredicho el papel de la Protección Civil como una de las tareas fundamentales y prioritarias de este Gobierno, además de que -en un contexto de desaceleración y retroceso económico provocado por la pandemia de COVID-19- elimina la operación de 22 empresas certificadas para brindar el servicio de capacitación y consultoría en protección civil y la posibilidad de crear más.
En sus artículos 191 y 192 se elimina la posibilidad de que empresas particulares puedan prestar servicios relacionados con la Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil, además de restringir -de manera inicial- esta actividad sólo a médicos, ingenieros y arquitectos, descartando a profesionistas en otras ramas, inclusive a los actualmente certificados para prestar el servicio.
Otro aspecto grave es el artículo 61, que suma al trámite que empresas o negocios realizan en la plataforma cibernética de la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil, uno que debe realizarse en las alcaldías, a través de la ventanilla única, lo que no sólo duplica los procesos para obtener el registro, sino que pone en grave riesgo las gestiones por ser propenso a la corrupción en el momento en que éste proceso recaiga en la voluntad de un funcionario y se vuelva opaco y proclive a la extorsión.
La Ley de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil original liberaba del trámite de hacer y registrar un programa de protección civil a más de 440 mil micro y pequeñas empresas de la Ciudad de México, a través de un acuerdo de clasificación de riesgos por el giro de la empresa; las modificaciones eliminaron el acuerdo y todas estas empresas, están en un “limbo” jurídico, que las expone a la extorsión, basada en el criterio de los verificadores.
Lo más grave de las modificaciones es que los cambios a la ley se hicieron en el marco de un parlamento abierto, en el que participaron expertos, quienes realizaron un ejercicio de análisis que concluyó en una propuesta que vendría a mejorar la ley, pero lo aprobado fue totalmente diferente a las conclusiones alcanzadas, por lo que claramente la invitación a discutir las modificaciones representó solo una simulación.
por lo cual quienes integran COPARMEX en la Ciudad de México hacen 3 solicitudes al Gobierno de la Ciudad, encabezado por la Dra. Claudia Sheinbaum, y a la Secretaria de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil, Arq. Myriam Urzúa:
1. Mantener la vocación y visión de la Ciudad Innovadora y de Derechos.
2. Reforzar y garantizar la transformación en donde la Gestión Integral de Riesgos y la Protección Civil dejan de ser un trámite y se convierten en herramientas para la prevención, la contingencia y la resiliencia; dando como resultado la Seguridad de los habitantes, sus patrimonios y el futuro de esta Urbe que todos queremos.
3. Realización de mesas de trabajo y discusión para revertir los efectos de esta ley que afecta la seguridad jurídica de los centros de trabajo, los empleos de los trabajadores, y, sobre todo: la seguridad de mujeres, hombres, niñas y niños que viven o visitan la CDMX.
Una Frece Para Fin de Semana

Ningún funcionario público podrá difundir propaganda o logros del gobierno durante las campañas, incluyendo las conferencias mañaneras del presidente. Aunque en realidad tiene muy poco que presumir.

Para tus comentarios mi correo es fuerzapolitica@yahoo.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s